DESPUÉS DE LA DONACIÓN

¡Ya está! Ya has aportado tu granito de arena, ¡muchas gracias!

Tras la donación, estarás en una sala hasta que te hayas recuperado del efecto de la sedación. Estarán pendientes de ti en todo momento, así que no te preocupes. Ahora solo tienes que descansar y sentirte orgullosa por ayudar a una pareja que no puede por sus propios medios tener un bebé.

Recibirás una compensación económica por parte de la clínica, ¡todo buen acto tiene su recompensa! Será una compensación por el desplazamiento y por las molestias ocasionadas durante todo el proceso de la donación. En España, suele darse una compensación de entre 600€ y 1.000€.

Tras la donación, las clínicas suelen entregar la compensación económica en mano.

Esta donación no va a suponer ninguna modificación en tu vida, simplemente, te aconsejamos que no realices ejercicio justo después de la intervención para evitar posibles mareos. Si notaras algún tipo de molestia, no dudes en llamar a la clínica, están para ayudarte.

Puede que hayas escuchado o tengas miedo sobre si después de la donación, ésta pueda afectar a tu fertilidad. Déjanos decirte que ¡para nada! Los óvulos que te extraen provienen de una reserva natural de los ovarios. La mayoría de esos ovocitos no llegan a transformarse en óvulo. Como sabrás, durante el período de ovulación de esos ovocitos nosotras producimos únicamente un óvulo maduro y, si no es fecundado, éste se pierde con la menstruación. Por ello, el acto de donar óvulos no afecta a nuestra fertilidad.

La donación de óvulos no tiene efectos secundarios. Muchas mujeres notan síntomas similares a la menstruación, debido al tratamiento hormonal previo a la donación. Puede que te sientas un poco más hinchada por la retención de líquidos, pero es parecido a lo que sufrimos todos los meses con la regla.

¡Pide cita y te llamamos!
Provincia
Horario
SiConsiento recibir emails comerciales, así como compartir mis datos a empresas colaboradoras y franquiciados de la compañía, más información en Política de Privacidad*


Suscríbete a nuestro newsletter:

Suscríbete a nuestro newsletter: